Lengua catalana a punto de extinguirse

Lengua catalana a punto de extinguirse

La lengua catalana ha experimentado grandes situaciones a lo largo de su historia, en ocasiones ha sido prohibido su uso, pero a pesar de todas estas limitaciones, esta lengua ha logrado sobrevivir en el tiempo.

Sin embargo, cada día el uso de la lengua catalana disminuye más. Lo que puede terminar eventualmente en convertirse en una lengua muerta o extinta.

¿Qué es una lengua en peligro de extinción?

Una lengua se considera que puede desaparecer cuando sus hablantes se extinguen, o cuando simplemente dejan de utilizarla, para aplicar en su lugar una lengua que sea más popular.

Si esto ocurre, la lengua puede estar en peligro de extinción, porque aunque aún es conocida, ha deja de tener importancia para sus hablantes. Esto suele ser muy común en lugares con fenómenos migratorios.

Para determinar si una lengua está en peligro de desaparición deben ser considerados algunos factores.

La transmisión de la lengua entre generaciones, el número de habitantes, la proporción que existe entre hablantes y cantidad de habitantes.

También influye la disponibilidad de material que se utiliza para la alfabetización del idioma, la actitud de los hablantes respecto a su propio idioma, entre otros.

Situación de la lengua catalana

Al considerar algunos de los factores mencionados anteriormente, la condición de la lengua catalana es un poco preocupante, porque al visitar Cataluña, aunque se encuentran personas que hablan catalán, sólo hablan con quienes saben que conocen el idioma.

De hecho, muchos actos culturales que anteriormente se realizaban en la lengua catalana, en la actualidad se emplea el castellano, una de las condiciones que obliga a los habitantes a comenzar a cambiar su lengua.

Desde hace algunos años, la Unesco ha expresado su preocupación porque muchas lenguas están en peligro de extinción, y de acuerdo a varios reportajes realizados por ellos, ya algunas lenguas que quedaban los últimos hablantes.

En la actualidad hay una mala interpretación del liberalismo de las lenguas, en el que parece que consideran que al morir una lengua, no se pierde nada, pero la verdad es que cuando una lengua muere, también muere parte de la cultura y la historia de esa ciudad.

Y el caso de Cataluña es muy especial, porque es una lengua que ha sobrevivido a grandes desgracias en la historia, incluso fue prohibido durante un periodo de tiempo, pero aún así logró renacer de las cenizas cual Ave Fénix.

Por eso es que si la generación actual permite que el catalán se pierda, deben saber que no sólo pierden un sistema de comunicación, sino que cortarán un hilo cultural que se ha tejido durante muchos años.

Cómo evitar que el catalán desaparezca

Una de las mejores opciones para que una lengua no muera, es que cada habitante le otorgue el valor que se merece, y eso ocurre cada vez que se utilice.

Y que cada generación la enseñe a la generación siguiente, como ocurre con el cerrajero, cuando le transmite a sus hijos las enseñanzas.

Claro, también influye el apoyo del Estado para que reconozca las lenguas minoritarias, y las proteja, que promuevan la enseñanza de la lengua materna de los educandos de manera oficial.

La actitud de la comunidad hablante hacia su idioma es fundamental para que la lengua catalana sobreviva estos tiempos oscuros.

admin

error: Content is protected !!